Atalaya logo



nube de Tags


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Logo de la universidad de Cádiz Universidad de Cádiz

VENTANA de los Bicentenarios | inauguración

VENTANA de los Bicentenarios

Las Universidades Públicas Andaluzas inauguran el Curso Académico 2012/13 en Cádiz

28 de octubre de 2012

 


Dircurso del rector de la UCA.


La Universidad de Cádiz ha celebrado esta mañana la Sesión Solemne de Apertura del Curso 2012-2013 de la Comunidad Autónoma de Andalucía en el Oratorio de San Felipe Neri. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y el rector de la UCA, Eduardo González, han presidido la ceremonia, en compañía de los rectores de las Universidades Públicas Andaluzas, donde el catedrático de Filología, José Antonio Hernández Guerrero, ha pronunciado la conferencia inaugural, titulada Retos actuales de nuestra universidad. A continuación, la secretaria General de la institución académica, Francisca Fuentes, expuso un resumen de la memoria anual de Responsabilidad Social 2011/12 de la UCA. En la ceremonia, el rector de la UCA entregó la Medalla de Oro a sus predecesores en el cargo: Guillermo Martínez Massanet y Diego Sales Márquez.


La ponencia de apertura del doctor Hernández Guerrero se ha basado en "un sencillo análisis crítico" del Título IX sobre Instrucción Pública de la Constitución de 1812 y la Ley Orgánica 6/, de 21 de diciembre, de Universidades, partiendo de los tres principios fundamentales que comparten: "La Universidad es un servicio público, La enseñanza de cada una de las asignaturas ha de estar integrada en un proyecto unitario y Toda la docencia posee un sentido vital". Entre sus reflexiones, el conferenciante destacó que los alumnos deben ser "los primeros y los más interesados en el crecimiento de la Universidad, y, en consecuencia, ellos son los que señalan el punto de partida de todo el proceso docente", y a través de ellos, "la Universidad ha de servir a la sociedad real y a las personas concretas en sus diversas formas de unirse y de reunirse para lograr fines culturales, religiosos, sociales, artísticos o, incluso, económicos". Defendió la unidad y el trabajo en equipo, ya que "hemos de tratar de conectar cada una de nuestras disciplinas con las demás, los  especialistas nos hemos de abrir a otros saberes porque cerrarnos es condenarnos a morir, porque lo cerrado y lo clausurado sólo puede reiterarse y repetirse". Y el conocimiento y la implicación de la Universidad en la vida: "Podemos afirmar que cada asignatura se diferencia de las otras, sobre todo, por su peculiar manera de explicar la vida, y que nuestros estudios no responden a necesidades exclusivamente científicas o literarias sino a la necesidad que la vida tiene de expresarse, de explicarse y de comunicarse".


Como conclusión, el catedrático de Filología elogió "el trabajo actual de muchos profesores universitarios, en unos momentos en los que, desde diversos ángulos, se descalifican sus enseñanzas desconociendo el valor trascendente que alcanza y las dificultades actuales que tienen que afrontar estas faenas que, en general, están impulsadas por un espíritu científico, humanista e, incluso, humanitario" y finalizó con la afirmación de que "el drama de la Universidad puede ser la falta de contacto entre los conocimientos y la vida: vida que, más importante que la universidad y que la política, ha de ser aclarada por las ideas y por las palabras, e ideas y palabras que hemos de sujetar por la vida no sólo pensada sino también sentida y experimentada".




En su intervención, el rector de la UCA ha comentado que los dos pilares básicos de la universidad, recogidos en las Constituciones de 1812 y 1978, son que sea "pública y competente". No obstante, hoy en día son "dos realidades que hoy se ven amenazadas y que constituyen un riesgo para la pervivencia de nuestro Estado social de derecho". La crisis financiera y "no del conocimiento" no ha afectado "hasta el momento" a la calidad de la institución académica, aclaró González Mazo, ya que "las universidades hemos seguido generando conocimiento, fieles a nuestras responsabilidades, contra viento y marea, formando a miles de universitarios y aportando una elevada producción científica pese a los constantes vaivenes normativos y las mermas de financiación". En la última década, ha enumerado que había habido una veintena de leyes y reales decretos sobre educación, "asistimos, por tanto, a una nueva y desconcertante variable del despotismo ilustrado: todas las normas para la universidad, pero sin la universidad". Con los recortes aplicados recordó, se corre el riesgo a la pérdida "de toda una generación de investigadores", cuya transferencia "se produce hacia otros países que no invirtieron en su adquisición".


  


"Las universidades hemos cumplido"


  


Pese a ello, el rector reconoció que "las universidades hemos cumplido y, por ahora, seguimos cumpliendo", y prueba de ello es que "un 79% de los estudiantes españoles" finalizan sus estudios universitarios. En las universidades andaluzas, en el curso que hoy comienza hay "cerca de 250.000 estudiantes, un 3% más que el año pasado, en donde se impartirán, además, 413 grados, 458 másteres oficiales y 238 doctorados. Más alumnos, más formación y menos financiación conforman una ecuación imposible".


González Mazo finalizó con un llamamiento porque "la universidad pública no puede dar más de sí si a la universidad no se le da el sí desde las administraciones. El sí a una financiación suficiente para garantizar su viabilidad". Una "defensa firme" por la educación en Andalucía: aislarla "de la confrontación política, de la batalla partidaria. Hoy más que nunca es necesario un consenso en educación, un pacto que no imponga modelos sino que vertebre y garantice un sistema educativo público, eficaz y competente".


Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía aludió al espíritu de la Constitución de 1812 y recordó que "el pueblo es dueño de su propio destino y solo con la educación se podría alcanzar esta honda aspiración".  Una educación pública que es y "va a ser la base de la cohesión social y de nuestro crecimiento económico" aclaró Griñán. En los momentos de crisis actuales, continuó, se mide lo inmediato "sin pararse en la rentabilidad a medio y largo plazo como es el caso de la universidad, la investigación y el conocimiento".


El presidente de la comunidad andaluza auguró que "si queremos más empleo, debemos tener más y mejor educación, conocimiento e innovación", donde las universidades son "uno de los motores del cambio y la modernización". Y terminó alentando a un compromiso responsable y colectivo con la universidad.


El acto solemne contó con la presencia de representantes de la comunidad universitaria gaditana, y las principales autoridades civiles y militares, así como agentes sociales y económicos de la provincia.


Además de la ponencia inaugural y los tradicionales discursos del presidente y el rector, la Universidad de Cádiz ha hecho entrega de la Medalla de Oro a sus dos anteriores rectores, los profesores doctores Guillermo Martínez Massanet (enero de 1995-abril de 2003)  y Diego Sales Márquez (mayo de 2003-julio de 2011). Los catedráticos de Química Orgánica y de Tecnologías del Medio Ambiente, respectivamente, se añaden a una nómina de personalidades integrada, entre otros, por el rey de España o los tres primeros regidores de la UCA: Felipe Garrido García (octubre de 1979-febrero de 1984), como presidente de la Comisión Gestora, y los rectores Mariano Peñalver Simó (febrero 1984-junio 1986) y José Luis Romero Palanco (septiembre 1986-enero 1995).


Medallas de Oro de la UCA


Tras la imposición de la Medalla, González Mazo ha agradecido a sus antecesores "su compromiso con nuestra universidad, que constituye el mérito más acreditado para recibir de ésta su más alta distinción". Este homenaje institucional, aprobado el pasado mes de julio en Consejo de Gobierno, reconoce "a aquellas personas o entidades que hayan prestado extraordinarios servicios a la Universidad de Cádiz".




Ambos homenajeados agradecieron al actual rector y a su equipo de Gobierno el máximo galardón de la institución, y el apoyo incondicional de sus respectivas familias. Tras 32 años de vida personal y universitaria en Cádiz, Martínez Massanet relató que "ha sido de todo" en su trayectoria académica, donde "puedo asegurarles que las he desempeñado sin esperar nada a cambio". Su objetivo en los últimos años, además de continuar con su labor docente, ha sido trabajar por la mejora de la calidad; por lo que advirtió que en estos momentos duros "dejar a la Universidad a su suerte es tremendamente perjudicial para el país".


Por su parte, Sales tuvo unas palabras para las personas con las que ha trabajado en los últimos años, ya que esta medalla la considera "como un premio colectivo". En sus más de 25 años de ejercicio universitario, "es un regalo" que le hayan concedido este premio y precisamente, que coincida con el Bicentenario de la Constitución de 1812 y la apertura del curso universitario andaluz en el Oratorio de San Felipe Neri. El catedrático también se despidió con la defensa de una universidad pública, "la única para formar a los ciudadanos", donde continua su labor docente e investigadora "colaborando para que mi universidad llegue a un buen puerto".  


 Lección Inaugural.


 

leer más

0 comentarios


Carlos Martínez Shaw inauguró el master de Estudios Hispánicos de la UCA.

10 de enero de 2012


Ayer dio comienzo el Master de Estudios Hispánicos de la Universidad de Cádiz, con un total de 50  alumnos matriculados, el curso tratará los módulos específicos de Cultura y Multiculturalidad, Democracia y Libertad: El Legado de 1812 y  Enseñanza del Español como segunda lengua.

En la inauguración estuvo presente su coordinador Alberto Romero Ferrer profesor titular de la UCA y director del departamento de Filología de la Facultad de Filosofía y Letras, quien introdujo a los alumnos los contenidos generales del master. A continuación tuvo lugar la conferencia inaugural a cargo del Dr. Carlos Martínez Shaw de la Real Academia de la Historia (España),  de la Academia Nacional de la Historia (Argentina) y de la Real Academia  Hispano Americana (Cádiz)  y Catedrático de Historia Moderna en las Universidades de Santander, Barcelona y UNED, que presentado por el catedrático de la UCA Alberto Ramos, habló sobre "América y las Cortes de Cádiz".

En su ponencia, Martínez Shaw destacó la importancia y originalidad de las Cortes de Cádiz, ya que por primera vez en la historia de nuestro país se constituyeron unas Cortes Generales y Extraordinarias. Generales, dado que estuvieron representados todos los reinos sin distinción, admitiendo Diputados Americanos, y Extraordinarias, ya que no fueron convocadas por el Rey Fernando VII, que entonces se hallaba preso en el sur de Francia, sino que fueron convocadas por la Junta Central en nombre del Rey.

Otro de los temas tratados en la conferencia fue la representación de los reinos de América en las Cortes. En principio, de los 184 Diputados que las componían, 65 de ellos representaban a los españoles americanos. Esta diferencia en número de representantes causó algunas diferencias que serían solventadas gracias a la intervención y al carácter consensuador de dos Diputados dignos de mención como fueron; Agustín Argüelles (de la parte metropolitana) y José Mejía Leguerica (de la parte americana).

La división ideológica de los propios Diputados sería otro de los puntos tratados en la conferencia, cómo en la parte metropolitana existían patriotas y afrancesados o la división entre absolutistas y liberales, y el la parte americana las diferencias entre los realistas, que defendían el abrazar la corona española, los independentistas que buscaban la independencia total del Reino de España, y los autonomistas que defendían la independencia de sus autonomías.

El primer debate político que, según Shaw, suscitaría la “chispa” entre los Diputados sería definir la Nación Española, finalmente incluiría a los españoles de ambos hemisferios, como así se puede comprobar en el Artículo primero de la Constitución de 1812, que contempla por primera vez en la historia de España bajo una sola identidad nacional, a los habitantes de un imperio intercontinental (España, Filipinas e Iberoamérica). Considerándose como americanos a los indígenas que abrazaban la religión cristiana y hablaban y aprendían el castellano, criollos, que eran descendientes de españoles peninsulares nacidos en América y excluyendo a los pardos por su procedencia africana y a los esclavos por considerarlos útiles como tal. 

La conferencia finalizó con una exposición de la influencia que tuvo el constitucionalismo gaditano en las Américas, lo que es conocido como la Tercera Vía, ante el realismo y la insurgencia americana. Shaw planteó que si Fernando VII no hubiese vuelto a reinar impidiendo el desarrollo de la vigencia de la Constitución de 1812, quizás la España Americana habría seguido unida a España en su camino hacia la libertad. 

leer más

0 comentarios




Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía