Atalaya logo



nube de Tags


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Logo de la universidad de Cádiz Universidad de Cádiz

VENTANA de los Bicentenarios | ponentes

VENTANA de los Bicentenarios

La UCA inviste como doctores Honoris Causa a los ponentes de la Constitución de 1978

31 de octubre de 2012

 



La Universidad de Cádiz ha investido como doctores Honoris Causa a los ponentes de la Constitución Española de 1978. En un acto solemne que ha tenido lugar en el mismo edificio donde se promulgó hace doscientos años la Constitución de 1812 -el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz- la institución académica gaditana ha impuesto su mayor distinción  académica a José Pedro Pérez Llorca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, presentes en el acto,  e in memoriam a Gabriel Cisneros Laborda, Manuel Fraga Iribarne, Gregorio Peces-Barba  Martínez y Jordi Solé Tura, cuyas familias han recibido el reconocimiento de la UCA, mientras que Miquel Roca i Juyent no ha podido acudir al acto por motivos inaplazables de agenda.


La investidura se ha celebrado en el marco de la conmemoración de la Constitución de 1812, en el mismo lugar donde ésta última fue promulgada hace ahora doscientos años y con la finalidad de reconocer la importancia de nuestra historia constitucional para la modernización y democratización del país. Una trayectoria que tuvo su punto de partida hace dos siglos en Cádiz y cuyo último texto constitucional es, precisamente, la Carta Magna aprobada en referéndum en diciembre de 1978. Al mismo tiempo, desde la Universidad de Cádiz se quiere subrayar el valor del espíritu de concordia y consenso protagonizado por los ponentes de nuestra actual Constitución como la mejor garantía para alcanzar acuerdos y soluciones a los problemas compartidos.


La propuesta partió de los profesores de la UCA José María Maestre Maestre, catedrático de Filología Latina, Sara Acuña Guirola, catedrática de Derecho, Francisco Gala León, catedrático de Escuela Universitaria de Ciencias Psicosociales, Antonio Lorenzo Peñuelas, decano de la Facultad de Medicina, Luis Machuca Muñoz, profesor titular de Radiología y Medicina Física de la Facultad de Medicina, José Guillermo Montes Cala, catedrático de Universidad de Filología Griega, y Miguel Ángel Parrón Vera, catedrático de Escuela Universitaria de Mecánica de Medios, quienes han realizado la laudatio de los nuevos doctores. La concesión del título de doctores Honoris Causa a los siete padres de la Constitución Española de 1978 fue aprobada por acuerdo del Claustro de la Universidad de Cádiz celebrado el 22 de diciembre de 2011, a petición del Consejo de Dirección de la UCA, habiendo obtenido el informe favorable del Consejo de Gobierno en la sesión del 20 de diciembre del mismo año, en aplicación del artículo 232 de los Estatutos de la Universidad de Cádiz y del artículo 4º del Reglamento por el que se regula el procedimiento de concesión del Grado de Doctor Honoris Causa.


 Además, la Universidad de Cádiz, como viene haciendo con el resto de actividades conmemorativas del bicentenario, ha querido abrir este acto a la sociedad para hacerla partícipe de una de sus acciones más significativas. Para ello, se activó un procedimiento de reserva de plazas que se articuló por riguroso orden de llegada de las peticiones.


Agradecimiento y honor a la historia constitucional




El ya doctor Honoris Causa de la UCA, José Pedro Pérez Llorca, comenzó sus palabras dando las gracias a la fortuna por lo mucho que le tiene que agradecer. Entre otras cosas por haber nacido en Rota, por haber recibido las primeras letras en un centro de monjas en la Torre Tavira y las segundas en el colegio San Felipe Neri; justo donde hoy se ha celebrado este acto solemne. Y especialmente, por haberle dado a su padre del que aprendió "todo lo esencial" desde su "conducta ejemplar". Asimismo, su discurso se centró en la Constitución de 1978, en sus compañeros en la elaboración de su contenido, con los que quiso "darle a España una institución democrática sobre raíces sólidas y a ser posible duraderas". Pérez Llorca confesó que hoy en día es "doloroso ver el paro, una juventud sin perspectiva" y, advirtió, que "sin política social no hay una sociedad justa". Pese a ello, el ponente gaditano alentó a seguir adelante, teniendo en cuenta la Carta Magna de 1978 "que como obra humana está llena de errores, pero tuvo una gran virtud que es el consenso", y a su predecesora la Constitución de 1812 , "indisolublemente unida a Cádiz porque no se puede explicar lo sucedido sin la existencia de una Cádiz, enriquecida por el comercio de Indias con una burguesía más abierta al mundo, progresista y culta". De sus autores, los constituyentes del doce, recalcó que no tuvieron la suerte que han tenido ellos de recibir homenajes y honores como el de hoy; más bien lo contrario sufrieron "el exilio y algunos el patíbulo".  


Por su parte, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón también expresó su agradecimiento a la Universidad de Cádiz por "el honor de ser acogido en su Claustro", aunque admitió que era consciente de que "no es a mí a quién se honra ni a mis colegas en esta andadura sino a nuestra historia constitucional". De la Constitución de1978 resaltó tres características fundamentales: su origen "en el pacto entre todos los españoles", del que reafirmó que no debe ser alterado ya que "el pacto obliga a pactar para que se realice la libertad constitucional"; la segunda es la integración "como unión de la pluralidad" y, la tercera y última, "la norma suprema fruto de la unión suprema de un pueblo soberano", por lo que, concluyó, "ninguna norma ajena puede derogar ni desplazar estos principios".



El rector de la UCA agradeció a los ponentes de la Constitución de 1978 y a sus familiares la presencia en este solemne acto que se celebra "en la recta final del Bicentenario y en el mismo escenario que alumbró el nacimiento de nuestra primera constitución. Un hito sin precedentes que significó el punto de partida de nuestra historia contemporánea, marcada por el desarrollo y la consolidación de democracias basadas en principios como la soberanía nacional, la división de poderes, la igualdad ante la ley y el reconocimiento de derechos y libertades". González Mazo elogió las figuras de los doctores Honoris Causa porque "en un contexto difícil, en un momento de transformaciones sociales, en una coyuntura política convulsa, se encerraron para poner las bases, tras cuarenta años de dictadura, de una España que se abría a la democracia y que necesitaba de un nuevo texto constitucional con el que articular un modelo de Estado y de sociedad que nos ha conducido hasta nuestros días". Quizás, junto a la garantía de derechos y libertades fundamentales - continuó - "el verdadero medidor para calibrar la solidez de una democracia es la participación de los ciudadanos en la deliberación y aprobación de los asuntos públicos y la interacción permanente entre representantes y ciudadanía para que ésta, además de representada, se sienta escuchada y tenida en cuenta".


En este contexto, el rector  de la Universidad de Cádiz recordó que la educación es precisamente un derecho fundamental recogido en la carta magna, "en su artículo 27.5 puede leerse textualmente: los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes".


Acerca de la universidad, González Mazo denunció que se ponga en riesgo la autonomía universitaria y subrayó que la universidad española ha estado sometida a más de 20 legislaciones diferentes en los últimos años, por lo que  "la supeditación a normativas aprobadas sin las aportaciones ni el consenso de la propia comunidad universitaria puede conducir a situaciones indeseables, por ejemplo la de peligrar el mantenimiento en España de toda una generación de talento, que hemos sido capaces de formar desde la universidad pero, paradójicamente, somos incapaces de retenerla como país".


"Defensa de los derechos y libertades propios del sistema democrático"   


Por último, González Mazo afirmó que en este "templo de la democracia y del constitucionalismo donde nos encontramos, debemos defender con contundencia los derechos y libertades propios de nuestro sistema democrático porque, ahora que se habla tanto de unidad y separación, lo que realmente separa y desune a las personas es la imposibilidad de tener las mismas oportunidades".


Gabriel Cisneros Laborda (Unión de Centro Democrático -UCD-), Manuel Fraga Iribarne (Alianza Popular), Miguel Herrero Rodríguez de Miñón (UCD), Jordi Solé Turá (Partido Socialista Unificado de Cataluña), José Pedro Pérez Llorca (UCD), Miguel Roca y Junyent (Convergencia Democrática de Cataluña) y Gregorio Peces-Barba (Partido Socialista Obrero Español) se añaden al privilegiado elenco de doctores honoris causa investidos por la Universidad de Cádiz en sus 33 años de existencia.


Un conjunto destacado de 26 relevantes figuras del mundo de la ciencia, la filosofía, la literatura, la política y el arte a los que la Universidad de Cádiz ha impuesto su más elevada distinción y entre los que se encuentran el cirujano y cardiólogo Willian W. L. Glenn en 1981, el catedrático de Fisiología Dietrich E. W. Trincker, el guitarrista clásico y musicólogo Andrés Segovia y el poeta Rafael Alberti en 1982, el historiador Domínguez Ortiz en 1985, el filósofo Adolfo Sánchez y el oftalmólogo José Ignacio Barraquer en 1987, el escritor Fernando Quiñones en 1998, el catedrático de Derecho Administrativo Manuel Clavero Arévalo en 2000, el catedrático en Ciencias Económicas Andrés Fernández Díaz, el escritor José Manuel Caballero Bonald, el historiador Miguel Ángel Ladero, la científica Margarita Salas y el catedrático en Psiquiatría Carlos Castilla del Pino en 2004, el sociólogo Salustiano del Campo en 2006, el guitarrista flamenco Paco de Lucía en 2007, el maestro y presidente de la Unión Romaní Juan de Dios Ramírez Heredia, el científico japonés Takashi Asano y los sindicalistas Marcelino Camacho y Nicolás Redondo en 2008, la historiadora argentina Clara Eugenia Lida y el catedrático de Derecho Internacional Europeo Gil Carlos Rodríguez en 2010 y, ya en 2012, los prestigiosos cardiólogos Valentín Fuster y James Willerson, que recibieron esta distinción el pasado 12 de abril.


Discurso del rector.


Currículum de los nuevos doctores Honoris Causa UCA


  


GABRIEL CISNEROS LABORDA - Ponente por Unión del Centro Democrático (UCD)


Nacido en Tarazona (Zaragoza), se doctoró en Derecho. Ingresó por oposición en el Cuerpo General Técnico de la Administración Civil del Estado en 1967. En 1976, fue nombrado director General de Asistencia Social en el Ministerio de Gobernación, cargo del que dimitió en abril de 1977 para presentarse a las elecciones legislativas de ese año, en las que fue elegido diputado. En la Cámara formó parte de la Ponencia Constitucional, participando en la redacción de la Carta Magna de 1978. Un año más tarde sería elegido secretario de Información de UCD, cargo que ostentaba cuando fue víctima de un grave atentado terrorista perpetrado por ETA el 2 de julio de 1979. En 1986, Gabriel Cisneros abandonó la política activa, aunque dos años más tarde se reincorporó a las filas del Partido Popular (PP). En 1990, durante el X Congreso del PP celebrado en Sevilla, fue elegido miembro de la Ejecutiva del partido. En 2002, Cisneros fue elegido -junto al socialista Josep Borrell- representante del Parlamento español en la Convención para la Reforma Institucional de la UE. Fue relegido diputado popular el 14 de marzo de 2004. Desempeñó el cargo de vicepresidente tercero de la Mesa del Congreso en la VIII Legislatura. Falleció en Murcia, el 27 de julio de 2007.


  


MANUEL FRAGA IRIBARNE - Ponente por Alianza Popular (AP)


Nacido en Villalba (Lugo), se doctoró en Ciencias Políticas y Económicas por la Universidad de Madrid, comenzó su actividad política en 1951 como secretario General del Instituto de Cultura Hispánica. Durante la dictadura de Franco, ostentó los cargos de consejero nacional del Movimiento y procurador en Cortes, aunque su puesto más destacado fue el de ministro de Información y Turismo -entre 1962 y 1969-. Al frente de esta cartera, elaboró la Ley de Prensa e Imprenta y el Estatuto de Publicidad. En 1973, y a lo largo de dos años, ejerció de embajador de España en el Reino Unido e Irlanda del Norte. En diciembre de 1975 regresó a la política para formar parte del primer gobierno de la transición como vicepresidente para Asuntos del Interior y ministro de la Gobernación. Entre 1977 y 1978 formó miembro de la ponencia que redactó la actual Constitución. En esos años fundó Alianza Popular. En 1979, se celebró el III Congreso de AP, donde fue elegido presidente del partido. En diciembre de 1986, dimitió de su cargo y un año más tarde fue elegido eurodiputado por AP. A partir de entonces centró su trayectoria política en la Presidencia de la Xunta de Galicia. Fue presidente de la Xunta hasta 2005. Un año más tarde fue elegido senador por designio del Parlamento gallego, cargo que revalidó en las elecciones generales de marzo de 2008. Presidió, al ser el senador más longevo, la mesa de edad en la constitución de la Cámara Alta, donde aprovechó para recordar su idea de reformar el Senado en un sentido autonomista. Escaño que conservó hasta que, en septiembre de 2011, se retiró de la política activa. Falleció el 15 de enero de 2012.




MIGUEL HERRERO RODRÍGUEZ DE MIÑÓN -Ponente por Unión de Centro Democrático (UCD)


Nacido en Madrid, es licenciado en Filosofía y Letras y doctor en Leyes por la Universidad Central de Madrid, posteriormente amplió su formación en Filosofía en las universidades de Lovaina y París y de Derecho Constitucional Comparado en las europeas de Oxford, Luxemburgo y Ginebra. En 1966, obtuvo el puesto de letrado del Consejo de Estado y, en 1976, fue nombrado secretario general técnico del Ministerio de Justicia, cargo que desempeñó hasta abril de 1977. Un año más tarde, fue elegido presidente de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados. Presidió la Unión de Centro Democrático desde 1980 hasta 1981, partido que abandonó en 1982. A partir de entonces, perteneció a Alianza Popular, formación que presidiría tras la renuncia de Fraga, en 1986. En 2004 se dio de baja como militante del PP. Ha formado parte del Tribunal Constitucional del Principado de Andorra entre 2001 y 2009. Es miembro permanente del Consejo de Estado y de la Real Academia de las Ciencias Morales y Políticas. Colabora con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.


  


JORDI SOLÉ TURÁ -Ponente por el Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC)


  


Natural de Mollet del Vallés (Barcelona), se licenció en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona con Premio Extraordinario en 1958, de la que llegó a ser decano en 1985. Se vio obligado a abandonar España en 1960 ante el aumento de detenciones a comunistas catalanes, viviendo en París y Bucarest durante cuatro años. Durante su juventud militó en el Frente de Liberación Popular (conocido como FELIPE) y en la Organización Comunista de España (Bandera Roja), siendo durante la transición uno de los dirigentes del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), del que era miembro desde 1956. Al poco tiempo de regresar y después de reincorporarse a la vida universitaria, fue detenido y pasó seis meses en prisión. Varios años después, resultó elegido diputado de este partido por Barcelona (1977) y fue ponente y portavoz en la comisión encargada de redactar la Constitución de 1978. Ingresó en el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), siendo elegido de nuevo diputado por Barcelona en 1989, 1993 y 1996. En 1991, es nombrado Ministro de Cultura por el entonces presidente del Gobierno, Felipe González, puesto que ocupó durante cinco años. Asiduo colaborador de varias revistas y periódicos, es además autor de numerosos libros. Desde 2000 se encontraba retirado de la vida pública. Falleció el 4 de diciembre de 2009


JOSÉ PEDRO PÉREZ-LLORCA RODRIGO -Ponente por Unión de Centro Democrático (UCD)


  


Gaditano, se licenció en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y poco después ingresó en la carrera diplomática. En julio de 1968 logró, por oposición, la plaza de letrado en las Cortes Españolas. Su primer contacto con la política lo tuvo con el Partido Socialista Popular, aunque en 1976 se incorpora al recién creado Partido Popular. Al poco tiempo, el PP se une a UCD y en las elecciones de 1977 es designado diputado por Madrid, escaño que conservó hasta 1982. Es en esta primera legislatura cuando ejerce de ponente en la comisión encargada de la redacción de la Constitución de 1978. Dentro de la UCD y durante varias legislaturas desempeñó diferentes puestos: ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes, ministro de Administración Territorial y encargado de la cartera de Asuntos Exteriores. Durante 12 años (1984-1996) preside la Asociación Atlántica Española y ocupa puestos de consejero en varias empresas privadas. En 1998, Felipe González le nombró mediador en la crisis de Kosovo. Es profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense y doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Esta misma semana ha sido nombrado presidente del Real Patronato del Museo Nacional del Prado.


  


MIQUEL ROCA I JUNYENT -Ponente por Pacte Democràtic per Catalunya


  


Aunque nació en Francia, Miquel Roca siempre ha vivido en Cataluña. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, su primer cargo representativo en política lo desempeñó como secretario general adjunto de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC). En las elecciones de 1977 resultó elegido diputado y fue uno de los siete miembros que elaboró la ponencia que sirvió como borrador para redactar la Constitución de 1978. Diputado en Cortes por Barcelona, ha sido presidente del Grupo Parlamentario Catalán en el Congresos de los Diputados desde 1977 a 1995 y portavoz de Convergència y Unió (CiU) en varias legislaturas. En 1973, presentó oficialmente el Partido Reformista (PDR). Tres años después, decide disolverlo y presentarse con CiU. Alcanza la secretaría general de CDC en 1989. Tras presentarse a la Alcaldía de Barcelona en 1995, abandona la política y se dedica a su actividad como abogado y docente. En la actualidad, se dedica a la asesoría jurídica a través de su despacho Roca Junyent Abogados Asociados, que fundó en 1996. En la actualidad, es profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.


  


GREGORIO PECES-BARBA -Ponente por: Partido Socialista Obrero Español (PSOE)


  


Madrileño, se licenció en Derecho por la Universidad Complutense y en 1963 fundó, junto a Pedro Altares y Javier Rupérez, entre otros, la revista Cuadernos para el diálogo. En 1972 se afilió al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), entonces en la clandestinidad. En las elecciones generales de 1977 fue elegido diputado por Valladolid y designado miembro de la ponencia encargada de estudiar el anteproyecto de la Constitución. En 1982, es nombrado presidente del Congreso, puesto que abandona cuatro años después para incorporarse a la vida universitaria como catedrático de Derecho Natural y Filosofía del Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. En 1990, fue nombrado rector de la Universidad Carlos III, cargo en el que permaneció hasta 2007. Además de su tarea docente, continuó con el ejercicio de la abogacía. Ha sido director del Instituto de Derechos Humanos y parlamentario del Consejo de Europa. Ha sido Alto Comisionado para el Apoyo a las Víctimas del Terrorismo entre 2004 y 2006. Ligado a la Universidad Carlos III como catedrático de Filosofía del Derecho, falleció el 24 de julio de 2012.


 

leer más

0 comentarios




Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía