Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Logo de la universidad de Cádiz Universidad de Cádiz

La escritora Sara Mesa en el ciclo Presencias Literarias en la Universidad de Cádiz

08/02/2019

click para ampliar


“Creo en la intuición a la hora de escribir para encontrar una voz propia”

 

El sol del jueves 7 de febrero de 2019 se tornó casi primaveral desde las primeras horas del día, lo que invitaba a tomar las calles y recorrerlas buscando estímulos de todo tipo para huir de los naufragios propios. Uno de los alientos culturales que encontré en esa tarde de vagabundeo por el centro histórico de la capital gaditana fue la asistencia de la escritora Sara Mesa (Madrid, 1976) al ciclo Presencias Literarias organizado por el (excelente) Servicio de Extensión Universitaria de la UCA. Coincidir además con mi primer editor, Ignacio F. Garmendia, que presentaba y entrevistaba a la autora afincada en Sevilla desde niña, proporciona siempre un pálpito benefactor.

 

Garmendia realizó una “brevísima presentación” de esta “escritora eminentemente literaria”. Sus libros han tenido “una buena acogida crítica y por parte de lectores de calidad”. El editor sevillano recalcó en varias ocasiones “la calidad y exigencia de su literatura, que no bebe directamente de la tradición literaria española”. Se alegró asimismo “de ver cómo ha ido subiendo paso a paso en el escalafón literario”.

 

Sara Mesa reconoció como liminar que “siempre me cuesta arrancar en este tipo de intervenciones”, así como su “interés por la anomalía”. Este relator –la palabra de la semana, del mes y quizás incluso del año– se quedó asimismo con la siguiente reflexión: “Creo en la intuición a la hora de escribir para encontrar una voz propia”. Interesante propuesta de una mujer a la que no le gusta “la narrativa demasiado encorsetada, porque la sensación de querer escapar de lo impuesto es algo importante en mi obra. Hay muchas cosas que hacemos por inercia y yo me planteo si es lo correcto, si está bien… Me interesa cuestionarme determinadas cosas obvias e impuestas por la sociedad”.

 

La autora de artefactos literarios como Cicatriz, Mala letra y Cara de pan admitió sin ambages que “lo que creo que se me da mejor es el cuento porque puedo experimentar más, aunque es también más arriesgado y más complicado de leer”. Opinó que su mejor libro hasta el momento es Mala letra, un conjunto de once relatos que comparten, según la autora, “como todos mis libros de cuentos, un hilo claro de unión: tiendo a la brevedad”.

 

El poder, la libertad y el individuo frente al grupo “son mis temas predilectos”. Ahondó “en esa mirada más benévola, más compasiva” que está adquiriendo ahora su trabajo, donde aparecen “más elementos de ternura sin caer en lo cursi porque soy crítica con esa corriente de literatura buenista”. Algunos expertos, como Antonio Lucas, catalogan su obra como levantada “desde las zonas de sombra”. Ignacio F. Garmendia incluso comentó que “parece que todo lo que estoy hablando os puede llevar a catalogarla como Sara la despiadada”.

 

Mesa terminó su intervención en la Universidad de Cádiz hablando sobre su último trabajo: Silencio administrativo, “un pequeño ensayo de denuncia” con el que cambió incluso hasta el tomo de su discurso, que se tornó agresivo. Dejó entonces varios aforismos agitados por la sala: “No hay nada más endemoniado que conseguir una ayuda social”, “la caridad institucional me chirría, prefiero la caridad individual” o “hay mucha mierda en los rastrillos y los mercadillos benéficos”.

 

DANIEL HEREDIA

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía