Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Logo de la universidad de Cádiz Universidad de Cádiz

Miguel Gallardo en las Presencias Literarias de la UCA

27/03/2017

click para ampliar


“He pasado de ser el padre de Makoki a ser el padre de María”

 

“Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía, sino justicia”. Esta frase la puso Miguel de Cervantes en boca de Don Quijote de la Mancha, aunque Miguel Gallardo se la haya apropiado también, quizás sin querer. Este dibujante e ilustrador catalán del 55, oriundo de Lérida y residente en Barcelona, colaborador de varias publicaciones de prestigio, entre ellas `The New Yorker´, responsable de `Makoki´, mítico personaje del cómic contracultural ochentero, y autor de `María y yo´, uno de los dos trabajos –junto con `Arrugas´ de Paco Roca– encargados de revolucionar la novela gráfica en España, pasó por `Presencias Literarias´ el jueves 23 de marzo de 2017 en una invernal tarde de primavera. Tras probar con gusto las ortiguillas de mar.

 

La periodista Ana Mendoza fue la encargada de presentarle, glosar su extenso currículo y entrevistarle durante casi dos horas, destacando que “se toma con humor todo lo que le preocupa”. La columna vertebral de la charla fue `María y yo´, en donde cuenta sus vivencias con su hija autista y que le ha convertido en uno de sus valedores más visibles. “Yo he aportado humor al mundo de la discapacidad. La pena es lo último que quiero”.

 

Los ojos de Miguel Gallardo son saltones, como si pretendieran adelantarse al resto de su cuerpo, tomar ventaja, llegar antes. La mirada de quien lucha con denuedo para dar a conocer el autismo a través de charlas para padres y profesionales. “He pasado de ser el padre de Makoki a ser el padre de María”, dijo.

 

Ana Mendoza le preguntó por sus influencias. “He tenido muchos maestros a los que he copiado, porque esta es la manera de aprender. `Popeye´ fue mi primer modelo, de hecho `Makoki´ se parece mucho a él”, respondió Gallardo, quien admitió que “ahora no tengo un estilo definido; es más, me importa un pimiento el estilo. Para mí el dibujo era una cosa hasta que llegó María. Ahora ha pasado a ser una herramienta de comunicación. Empecé a dibujar para María desde que era muy pequeña viendo que así nos entendíamos bien”.

 

Pero además del autismo y de María, Miguel Gallardo habló de sus inicios –fue miembro fundador en 1979 de la histórica revista `El Víbora´ y autor fijo– y ahondó en su faceta como viajero, con trabajos como `Tres viajes´ y el más reciente `Turista accidental´, donde cuenta sus tribulaciones por países de medio mundo. “Después de separarme de la madre de María, empecé a viajar y a dibujar sobre mis viajes. Como soy un desastre, doy mucho juego”, apuntilló entre risas. “Casi nunca dibujo en directo, siempre lo hago de memoria, esa misma noche si puedo, lo que me permite que pase por el filtro de mi cabeza”. Para estos apuntes utiliza libretas, “que empiezan y acaban con el viaje. Tengo una colección de libretas enorme que solo utilizo en las primeras páginas. Y el resto, en blanco. Las libretas nuevas se han convertido en mi fetiche para los viajes”.

 

Los últimos veinte minutos de la charla se los pasó contando numerosas anécdotas de María. Y Miguel dejó de ser dibujante para convertirse en padre.

 

El visionado de dos cortos, `El viaje de María´ y `Academia de especialistas´, cerró el acto.

 

DANIEL HEREDIA


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía